miércoles, 31 de enero de 2018

El nepotismo santafesino

Por si no conocen el por qué nuestro gobernador no aplica y esta contra del tema de los familiares en el gobierno. 
¿Sabés cuánto gana cada uno de estos "trabajadores"?
¿Tenés idea de lo inútil del cargo que ocupan?

Los 4 principales: 
Hermes Binner 
 + María Soledad Delgado (pareja): Directora de la casa de Santa Fe.

 + Silvana Inés Codina D.N.I. Nº 13.509.223,(ex esposa): Secretaria de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas.
También hay cuatro empleados públicos provinciales con el mismo apellido, uno de ellos es "maestro" (¿?) de Educación Física. Ni profesor ni licenciado.


+ Carolina Binner (hija): Jefa Sector en Dirección Primaria de Salud Municipal de Rosario.





+ Marcelo Roca (yerno/esposo de Carolina): Gerente del Banco Municipal Rosario.
 + Ma. Laura Binner (hija): Jefa de Sector hospital V.J. Vilela Villa de Municipalidad de Rosario.




 + Luciano Caturelli D.N.I.Nº 26.925.217(yerno/esposo
de Ma. Laura): Asesor del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado.



+ Varinia Susana Binner D.N.I. Nº 21.690.473 (hija): Jefe del sector hospital Roque Sáenz Peña en la Municipalidad de Rosario.

 + Eduardo Contino, D.N.I. Nº 6.052.787 (yerno/esposo de Varinia): Coordinador Área General de la Cultura Municipalidad de Rosario.
 + Agustín Binner, D.N.I. Nº 20.674.659 (hijo): Empleado del Ministerio de Salud, en Casilda.
 + Juan Hernán Sylvestre, D.N.I. Nº 29.311.475 (hijo de Silvana Codina): Empleado EPE
 + Juan Pablo Sylvestre (hijo de Silvana Codina): Empleado centro Antonio Berni Municipalidad de Rosario.

Antonio Bonfatti
 + Inés Bertero (1ra esposa): Diputada Provincial
 + Enrique Estévez (hijo de Bertero): Coordinador de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de Rosario.
 + María Alcira Scarpone (2da esposa): Directora de Secretaría de Promoción Social de la Municipalidad de Rosario.
 + Silvia Elena Troccoli (Esposa actual): Sub Secretaría de inclusión de personas con discapacidad. + Modarelli Ubaldo (cuñado): Director de Vivienda y Coordinador de Secretaría de Habitantes.
 + Luisa Fraidias (ex esposa de Ubaldo): Coordinación Cultura del Municipio de Rosario.
 + Melina Modarelli (sobrima/hija de Ubaldo): Dirección de centros de Salud Municipalidad de Rosario.
 + Germán Modarelli (sobrino/hijo de Ubaldo): Empleado EPE.
 + Beatriz Alegrechi (prima): Sub directora Provincial IAPOS.
 + Iván Alegrechi (sobrino): Empleado EPE. 

Miguel Lifschitz 
 + Olga Rosa Lifschitz (hermana): Direccion centros de Salud Municipalidad de Rosario.
 + Ramírez Nora Beatriz (esposa): Secretaria de Trabajo y Seguridad Social.
 + Susana Ramírez (cuñada): Jefa dirección general de tránsito Municipalidad de Rosario.
 + Ferlini Ma. Belén (sobrina): Inspectora Secretaría de control.
 + Nidia Garber (ex pareja): Dirección relaciones internacionales.
 + Clara Rut García (pareja): Secretaria de Servicios Públicos Municipalidad de Rosario. 

Mónica Hayde Fein
 + Miguel Alberto Caravaca (esposo): Director Banco de sangre Municipalidad de Rosario.
 + Nicolás Caravaca (hijo): Guía de contingentes Municipalidad de Rosario.
 + Julia Caravaca (hija): Funcionaria del Gabinete Joven.
 + Lautaro Pigini (yerno/esposo Julia): Funcionario Ministerio de Gobierno. 
 Los secundarios sólo el parentesco de los que pusieron (sin colocar los detalles) 
Carlos Fascendini Hija; yerno y esposa 
Rubén Giustiniani Esposa; ex esposa; ex cuñada; 2 hermanas; cuñado y 2 ex cuñados 
Eduardo Alfredo Di Pollina Esposa; primo; hijo 
Raúl Lamberto Esposa; 2 hijos. 
Joaquín Blanco Esposa; cuñada; hijo; nuera; Consuegra y sobrino. 
Claudia Balague Esposo Silvia Augsburger ; hermana; sobrina; 2 cuñados, concuñada. 
David Esteban Asteggiano Ex Esposa, hermana Y cuñado 
Horacio Ghirardi Ex cuñado; 2 hermanas y pareja Miguel Ángel Cappiello Hijo y 2 sobrinas 
Antonio Alberto Ciancio 2 hijos; sobrina y cuñada Mario Drisun Esposa; hija; yerno; consuegro; hermana y sobrina 

Y seguro algún pariente más, quedo en el tintero...

Tenelos en cuenta a la hora de votar


domingo, 21 de enero de 2018

Oscar Alberto Ramayo, ¿justiciero o sicario?

Testigo de los sucesos del 19 de enero de 1977 en Ituzaingó y Las Heras de la Ciudad de Santa Fe.
Justiciero: Que observa y hace observar estrictamente la justicia. 
Sicario: Se dice de la persona que actúa por dinero o por encargo, torturando y asesinando a individuos específicamente indicados por aquellos que pagan por los servicios. 
Oscar Alberto Ramayo, (a) Cacho, nació el 18 de mayo de 1949. En su adolescencia practicaba basket. Ya adulto, tenía una gomería. Luego mas tarde, también ejerció como profesor de educación fisica. Hoy, jubilado, con cabello cano y bigote blanco, con marcadas ojeras, tiene un aire al "Turco" Jorge Asis. 
En el sitio https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/10-53289-2016-02-15.html, fechado el Lunes, 15 de febrero de 2016, se lee una nota firmada por el ¿periodista? Juan Carlos Tizziani: "Uno de los testigos, Oscar Alberto Ramayo, aseguró haber visto a un hombre y a una mujer que salieron desarmados (1) a la calle y cayeron acribillados por el grupo de tareas." 
Y mas adelante, la nota agrega: "Ramayo atendía una gomería a 20 metros de Ituzaingó y Las Heras, (2) se movilizaba en bicicleta y así pudo sortear el cerco policial y llegar a su negocio. Intentó abrir las puertas, pero un militar les dijo que las cerrara. Eran casi las cuatro de la tarde. Se cruzó enfrente, a un galpón que utilizaban conocidas líneas de ómnibus y que el Ejército había transformado también en centro operativo. "Le pregunté al soldado que estaba de guardia y me dijo que habían detectado una célula terrorista. Y ya habían abatido a uno de ellos, que se asomó al balcón". Y agregó: Quedó "impactado" por dos hechos que relató hasta con detalles ante el Tribunal. El primero, cuando vio caído a un hombre que no se explica cómo había logrado atravesar la barrera militar sobre Ituzaingó. "Era un muchacho blanquito, menudito", lo recordó. Y describió que tenía una de las piernas quebradas por un impacto. El segundo lo vio desde otro ángulo y era una chica que salió "con las manos en la cabeza, cruzó la vereda y la acribillaron. Ella salió con los brazos en alto, la vi bien, estoy seguro", dijo."    
Hasta aquí vemos a un ciudadano testigo de una masacre, que en un primer momento, y posiblemente, ante el temor a represalias de los "grupos de tareas" de la dictadura militar, silenció lo que vio. Restablecida la democracia, por comodidad o por cobardía, siguió callando lo que había presenciado. 
Pero ante el auge de las denuncias por violaciones a los derechos humanos, le salió del alma, el justiciero que llevaba dentro de si, averiguó donde debía declarar y se presentó a manifestar lo que había presenciado. 
Vemos como los medios afines a las supuestas victimas, tergiversan los dichos del testigo. Él no declaró que vió "a un hombre y a una mujer que salieron desarmados a la calle y cayeron acribillados por el grupo de tareas". 
Tampoco la gomeria se encontraba ubicada a 20 metros de Ituzaingó y Las Heras. 
¿Declaró que el soldado le había dicho que habían abatido a uno que se asomó al balcón? 
¿O es otro invento del periodista Juan Carlos Tizziani?
Pero en sus dichos, Ramayo se olvida de parte del libreto que le enseñaran en la "escuela de testigos" y queda en evidencia su falso testimonio. 
¿Podrá sostener sus mentiras en el juicio?
Y si nos remitimos al sitio: http://www.robertobaschetti.com/biografia/p/141.html, leemos que el apodado “Zapa”, “Mario”, “Pelado” y “Pelado Mario”; era Jorge Luis Piotti, un ex seminarista del Seminario Menor de Jesús María, que participó activamente en el copamiento de la localidad cordobesa de La Calera –su ciudad natal- en 1970 y luego de esa acción guerrillera que puso en su búsqueda a todos los organismos militares y sus respectivos servicios de inteligencia, él con otro guerrillero se refugiaron en la casa de un compañero de la Juventud Argentina para la Emancipación Nacional (JAEN), en el residencial barrio de La Lucila, en provincia de Buenos Aires. Estuvo implicado en los atentados contra Augusto Vandor (junio 1969), José Alonso (agosto 1970) y el cónsul norteamericano J. Egan (Córdoba, febrero 1975) que terminaron con sus vidas. Al momento de su muerte era secretario político de Montoneros y oficial mayor de dicha organización. La misma ocurrió, cuando fue emboscado con otros compañeros, en una casa operativa, en Santa Fe, el 19 de enero de 1977, por tropas del Ejército al mando del general Galtieri. No quiso entregarse con vida y murió combatiendo junto a su segunda compañera, Ileana Beatríz Gómez. 

Es decir, que además de reconocer que era un asesino de la banda terrorista Montoneros, se afirma que murió combatiendo. 
Y en el sitio que refiere a militantes del peronismo revolucionario uno por uno http://www.robertobaschetti.com/biografia/f/166.html se detalla: El 19 de enero de 1977 fuerzas conjuntas dependientes del Comando del II° Cuerpo de Ejército rodearon la vivienda ubicada en la esquina de las calles Ituzaingó y Las Heras de la ciudad de Santa Fe. En el lugar se encontraban Ileana Beatriz “La Negra” Gómez con sus dos chiquitos, Jorge Luis Piotti, Carlos Mario Frigerio y otro compañero apodado Cholo, todos montoneros. La idea de los genocidas, como siempre, era que los ocupantes se rindieran para capturarlos con vida y despedazarlos luego en tiritas con el fin de lograr su delación y degradación. Pero he aquí que los compañeros decidieron resistir. Los varones sostuvieron la defensa de la vivienda en tanto Ileana protegía a sus hijos dentro de un placard entre varios colchones. Hubo un largo tiroteo hasta que los de adentro se quedaron sin balas. Muertos los hombres, Ileana salió al pasillo para evitar que siguieran disparando a donde estaban los chicos, con un arma en su mano, como para que quedara claro que con vida no se iba a entregar. En ese pasillo la mataron sin más. 

Si se considera que se trataba de delincuentes de la cúpula montonera en Santa Fe, cabe sospechar que las fuerzas militares trataran de capturarlos con vida para interrogarlos. Y debido a la jerarquía que ostentaban en la banda y por los antecedentes de estos delincuentes, es absurdo creer que estaban desarmados. 
Y si Ramayo mintió, cabe sospechar que lo hizo a modo de sicario que actúa por dinero o por encargo, torturando y asesinando a individuos específicamente indicados por aquellos que pagan por los servicios. Varios de los que enfrentaron a esos criminales terroristas, sufren la "tortura" de estar injustamente privados de su libertad y "condenados" a morir en prisión. 
Creo que Ramayo nunca se imaginó que quienes lo invitaron a ser "testigo", además de tergiversar sus dichos en los medios afines, lo hicieran incurrir en el delito de falso testimonio. 
Ramayo ¿es justiciero o sicario? 
That is the question 
La vida te da sorpresas  sorpresas te da la vida 
A los pocos días de su declaración, el modesto jubilado, Oscar Alberto Ramayo realizó un viaje de placer. a Egipto, acompañado por su esposa. 

¿Casualidad? 

Orlando Agustín Gauna Bracamonte 

Notas del editor: 
 (1)El testigo no declaró haber visto al hombre salir desarmado. Es falsa la información Juan Carlos Tizziani. 
 (2)La gomería estaba ubicada a una cuadra de Ituzaingó y Las Heras. Es falsa la información de Juan Carlos Tizziani.

domingo, 7 de enero de 2018

El desaparecido que no fue... (Parte 4)

El desaparecido que no fue, el boliviano Oscar Alfredo Aguirre Haus fue enterrado por sus cómplices en el patio de la vivienda de Avenida Aristóbulo del Valle Nº 4719, donde habitaban Zulema Ángela Ramona Williner de Godano, L.C. Nº 6.287.628, (a) Tita y el empleado bancario Alcides Francisco Godano L.E. Nº 7.708.018.
Detenido, también fue favorecido por el indulto del Decreto Nº 11 del 26 de mayo de 1973 para los internos alojados en el Instituto de Detención de la Capital Federal.
Hoy, este delincuente terrorista, estaría domiciliándose en San Martín Nº 239, 6º Piso, Departamento A, y su teléfono es 0379 - 4435703. 
En sus ratos libres contará sus hazañas como terrorista montonero mientras disfruta las mieles de las indemnizaciones del "curro de los derechos humanos".

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

Carlos Monzón: ¿Culpable o inocente?

A 23 años de la muerte de Carlos Monzón, sigo preguntándome si acaso no fue injustamente condenado un inocente. 
¿Asesinó a Alicia Muñiz? 
¿O fue un accidente? 
Un supuesto testigo, el cartonero Báez, apareció dos semanas después del suceso y afirmó que había visto a Monzón asesinar a Alicia. “contó que Monzón golpeó a la mujer, la ‘levantó del cogote’ como un gato, se la cargó al hombro como ‘una bolsa de papas’ y la tiró por el balcón. Después se sacó el pijama, se puso un short y se arrojó al vacío”.
¿Sacarse el pijama y ponerse un short? ¿Para qué? 
¿Tirarse del balcón de tan poca altura? ¿Para qué? 
El cartonero fue procesado por falso testimonio, pero hubo un cambio favorable en sus condiciones de vida, de vivir en una casilla de chapas a vivir en una casa de material. 
Un boxeador instintivamente golpea con sus manos, abiertas o cerradas. Sus manos salen disparadas de forma automática. De la misma forma que un policía en una situación crítica se aferra al arma que porta o un carnicero, a su cuchilla. 
Pero queda fuera de toda lógica creer que una persona que no está siendo atacada (Carlos Monzón) se arroje al vacío desde un balcón de no mas de tres metros de altura. 
Podemos creer lo declarado por el acusado; que ella se quiso tirar; él trató de evitarlo y cayeron los dos juntos; o acaso, este hombre que no era propenso a revelar intimidades; no haya querido confesar que estaban en un juego amoroso, mezclado con alcohol y drogas, y como resultado de éste, los dos cayeron al vacío. 
No hubo testigos. 
Si hubo, dos bandos. 
Uno gritaba ¡¡¡ASESINO!!! 
Otro gritaba ¡¡¡DALE CAMPEÓN!!! 
Para ambos, la verdad poco importaba 
Esa verdad nunca se sabrá... salvo que Carlos Monzón se la hubiera revelado a alguien de su absoluta confianza.

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

jueves, 4 de enero de 2018

El desaparecido que no fue... (Parte 3)

El boliviano Oscar Alfredo Aguirre Haus no fue solo, a cometer el atentado contra el Intendente de la Ciudad de Santa Fe, Dr. Conrado Puccio. Una de sus cómplices fue Zulema Ángela Ramona Williner de Godano, L.C. Nº 6.287.628, (a) Tita. 
Ella es, la que para simular un accidente y engañar al Dr. Puccio, se ensucia con pintura roja.

Podemos leer en la página web: 
http://www.robertobaschetti.com/biografia/w/16.htm"En 1972, durante un conflicto municipal muy fuerte, el grupo de militantes montoneros que integraban Tita y su marido, intentan una acción reivindicativa en la quinta que por entonces poseía el intendente de Santa Fe, un personaje de cuño liberal y oligarca, el Dr. Puccio. En esa acción resulta muerto un compañero de ellos, el estudiante boliviano Oscar Aguirre Haus (ver su registro). Pocos días después son detenidos Tita, su esposo y otros compañeros más. Así es que fue presa durante la dictadura de Lanusse. Torturada no aportó un solo dato a sus verdugos. En mayo de 1973 es liberada." 
Baschetti con su fanatismo ideológico pretende hacer un panegírico de esta delincuente y omite decir que fue ella quien indicó el lugar donde estaba enterrado el terrorista boliviano. 
Esta terrorista fue liberada cuando asumió la presidencia Héctor Cámpora, por Decreto Nº 11 del 26 de mayo de 1973 y figura en en orden 169 de la lista de liberados del Instituto de detención de la Capital Federal. 
Pero ella, como sus cómplices, no luchaba contra ninguna dictadura, el objetivo era tomar el poder por las armas, para instalar una dictadura castro comunista en nuestra patria y continuó con sus actividades terroristas hasta que fue asesinada el 23 o 24 de setiembre de 1975, presuntamente por la Triple A. 
El "Comando Roberto Brzic" se adjudicó su muerte, junto a su cuerpo se encontró un cartel con la leyenda 
"Aniversario de la muerte de Rucci -
La Patria hace justicia"
Esta criminal era oriunda de la localidad santafesina de Humberto Primo, cercana a la Ciudad de Rafaela, donde nació y aún reside con su familia, el Dr. Ricardo Lorenzetti (a) Mono.

Al respecto, en el sitio

https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/18-43044-2014-03-09.html se publica:"El Espacio de la Memoria de Rafaela presentó el trabajo durante la inauguración de una plazoleta de la memoria Dip-Espacio de Fábula Producciones se encargó de la realización del DVD que contó con el auspicio familiares, amigos y compañeros; además del actual ministro de Defensa Agustín Rossi, la diputada de la Ciudad de Buenos Aires Delia Bisutti, el senador provincial Alcides Calvo, la diputada provincial Alicia Gutiérrez y el diputado provincial del peronismo Roberto Mirabella. "Después del eclipse", recorre las vidas y las circunstancias que llevaron a la muerte a Analía Arriola, Raúl Bru, Rubén Carignano, Conrado Ceretti, Osvaldo Colombo, Reinaldo Hattemer, José Manfredi, Cecilia Marfortt de Trod, Jorge Trod, Carlos Morel, Ricardo Nicolini, Yolanda Ponti, María Guadalupe Porporato, José Rossi, Luis Ricciardino, Juan Sinigaglia, Raúl Tettamanti y Zulema Williner. En el ralato del documental José "El Pelado" Villarreal oficia de narrador y da contexto a la militancia de esa época. Empieza diciendo que él nació "en el `45, toda mi vida fui un laburante peronista y viví en Rafaela. Esta ciudad es riquísima en la historia del peronismo. Siempre estuvo presente con muchas proscripciones y persecuciones". Y cuenta que "nosotros empezamos a repartir la fichas de afiliación cerca del 73 y en esa época empieza también a funcionar, con muchos pibes la AES (Asociación de Estudiantes Secundarios)". Villarreal cuenta que en esa asociación estaban "`El Topo' Ricciardino que era del Colegio Nacional, el `Flaco' Raviolo que era del Comercial y el `Mono' Lorenzetti (nada menos que el actual presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación) que era de los Maristas."

Esto también  pasó en la Argentina


Orlando Agustín Gauna Bracamonte


miércoles, 3 de enero de 2018

El desaparecido que no fue... (Parte 2)

Oscar Alfredo Aguirre Haus

El delincuente terrorista montonero Oscar Alfredo Aguirre Haus junto con otros criminales de la misma organización, intentaban ingresar al domicilio de quien era el intendente de la Ciudad de Santa Fe, Dr., Conrado Puccio, para secuestrarlo o asesinarlo. Pero el intendente, en un acto de legítima defensa, le dio muerte al boliviano Aguirre Haus.
El cadáver del delincuente abatido, fue llevado por sus cómplices, que intentando hacerlo desaparecer, lo enterraron en la vivienda de Avenida Aristóbulo del Valle 4719 de la Ciudad de Santa Fe.
En un comunicado, los delincuentes que firman como "Unidad Básica de Combate Evita Montonera", entre otras cosas, afirman: "En consecuencia, la sentencia de Puccio ya ha sido dictada: será ajusticiado en la primera oportunidad que se nos presente".
A los pocos días, fueron descubiertos y se evitó que otro "desaparecido" engrosara la lista del "curro de los derechos humanos".
Tampoco pudieron asesinar al Dr. Conrado Puccio.

Esto también pasó en la Argentina.

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

jueves, 28 de diciembre de 2017

El desaparecido que no fue...

El 18 de febrero de 1972, los delincuentes montoneros quisieron hacer "desaparecer" a Oscar Alfredo Aguirre Haus,. un boliviano que vino a usar nuestras universidades gratuitas y abusando de nuestra generosidad y hospitalidad, se unió a la "orga" montoneros, para cometer crímenes y atentados terroristas en nuestra Patria. 
Si seguimos la farsa del "curro de los derechos humanos"Oscar Alfredo Aguirre Haus hubiera sido el desaparecido 30.001.
En la página de la Casa de Derechos Humanos de Santa Fe en lo que llaman "Lista de desaparecidos y asesinados en Santa Fe por la dictadura genocida", figura Oscar Alfredo Aguirre Haus, pero no se especifica si fue asesinado o está desaparecido, ni se aportan otros datos respecto al DESAPARECIDO QUE NO FUE.
En tanto, en su página, Roberto Baschetti expresa que Oscar Alfredo Aguirre Haus, muere en  combate en Santa Fe contra la dictadura de Lanusse.
A lo mejor, a la justicia le interesa saber quienes lo quisieron hacer desaparecer a Oscar Alfredo Aguirre Haus. 
Eduardo Ramos Campagnolo, injusta e ilegalmente preso, en uno de sus libros, nos cuenta una interesante historia, donde uno de los protagonistas es el desaparecido que no fue... Oscar Alfredo Aguirre Haus.

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

martes, 7 de noviembre de 2017

Carlos Monzón, del Palazzo dello Sport a Los Cerrillos

Esta es la historia de un Gigante y muchos, pero muchos enanos. Existen personas que van creciendo a lo largo de la vida y llegan a ser gigantes. Y otros que permanecen enanos. 
Un gigante puede ir reduciendo su tamaño hasta convertirse en un enano y un enano puede ir creciendo hasta llegar a ser gigante. 
Como en los cuentos de antaño, diré que: 
Había una vez... 
...Un muchacho que en un momento de su vida pensó que podía llegar a ser gigante. Un día, en el camino de la vida encontró una persona que le dijo “vos podés llegar a ser gigante Sólo tenes que escucharme…” y lo fue perfeccionando en el duro oficio del boxeo y de la vida. 
Fue un 7 de noviembre que ese muchacho llegó a ser gigante. Cuando venció a un italiano conocido como Nino Benvenutti. Ese Gigante se llamaba Carlos Monzón. Desde ese día por la larga avenida de la gloria fue rodeado de enanos que trataban de reducirlo en su tamaño, porque sabían que no iban a llegar nunca a tener la estatura de Carlos El Gigante. En 1974, Carlos El Gigante, conoció a Susana y comenzaron un tormentoso romance. 
Mientras tanto, Carlos continuaba por la avenida de la gloria acompañado por esa persona que un día le había dicho que él podía llegar a ser un gigante. 
Y llegando al final de la avenida de la gloria, esa persona y Carlos se fueron separando. 
Fue en 1977 cuando Carlos anunció su retiro del boxeo profesional. Desde entonces a Carlos le faltó a su lado quién lo ayudara a seguir siendo gigante. 
En ese mismo año, Carlos asistió en el Club Unión de Santa Fe, a una velada pugilística. 
Aquella noche, el Gigante tuvo un muy breve encuentro con una mujer. Ella había asistido a presenciar el espectáculo de box, invitada por un amigo. 
¿Habrá sido el destino? 
Ella esa noche, ocupó un asiento al lado de Carlos y aprovechó la charla, para solicitarle que haga una donación de equipos deportivos para el Club donde ella participaba. 
En ese momento, al campeón, el encuentro no le dejó ninguna huella. A ella, le dejaba el anhelo de que la promesa de la donación se cumpliera. Pero la promesa nunca se cumplió. 
Y Carlos El Gigante, habiendo abandonado la avenida de la Gloria continúo siendo un gigante. Pero los enanos seguían tironeándolo hacia abajo para qué se redujera a la altura de ellos. 
Por los caminos de la vida Carlos y Susana tomaron calle diferentes. Y desde entonces Carlos no tuvo quién lo sostuviera y le recordará que era un gigante.  De a poco comenzó a reducirse en su tamaño. 
El ruido de la noche y la droga, que los enanos le acercaban para que fuera él cada vez más chico, lo fueron aturdiendo. 
Conoció Alicia y caminaron juntos varias cuadras. Fue una noche cuando la pasión hizo lo suyo. Y me refiero a esa pasión sin límites dónde al ingresar al remolino de sentimientos y sensaciones uno se va embriagando. A la embriaguez de esa pasión se le sumaron la droga y un balcón.
De pronto apareció la muerte con su túnica negra y su guadaña... y se llevó una vida. 
En el juego sexual, aceptado por las partes, cuando la muerte acecha, uno de los jugadores pierde la partida, junto con la vida.

Ésa fue la penúltima caída del Carlos, el Gigante. Peor que la caída frente a Jean Claude Buttier. 
Mucho más larga fue la cuenta. Las esposas en sus muñecas. Las rejas cerrándole el paso a la libertad. 
Los enanos, al verlo en la lona, aprovecharon para saltar encima del caído, para sentirse mas altos que el Gigante. No perdieron tiempo y gritaron                                          ¡¡¡Asesino!!! 
              ¡¡¡A la cárcel!!! 
Otros, conocedores de los temerarios "juegos" de la pasión y del amor, suponían un accidente. 
Jueces enanos, escucharon las voces de otros enanos que condenaban sin juzgar. Solo por envidia. Y bajaron el martillo. 
 ¡CULPABLE! 
Atrás quedarían años de gloria, la fama y el reconocimiento mundial. 
Llega el dolor familiar y un inocente que hasta hoy no encuentra respuestas a sus ¿Cómo? y ¿Por qué? Pasaron los años... Corría el año 1992, cuando a aquella mujer, que 15 años antes le había pedido al campeón, la donación de equipos deportivos para su club, le sugirieron que lo entrevistara para un programa radial. 
Ir a la cárcel a entrevistar a Monzón, el Gigante caído. 
Como pasaporte, en procura de que accediera a la entrevista, le hizo llegar las fotos tomadas en aquella velada pugilística de 1977. 
"Ella" pensó que era una entrevista mas, sin olvidar que años atrás, él, no había cumplido una promesa. A partir de ese momento, se estableció entre ambos, una relación que se fue fortaleciendo y estrechando con el paso de los días. 
De a poco, ella fue comprendiendo que detrás del ídolo había un ser con corazón, con sentimientos... "Ella" llegó a ser su lazarillo y mucho mas. Lo visitó varias veces, en el comedor donde los "internos" con buena conducta reciben a sus parientes, amistades, y en el caso del Campeón, a celebridades mundiales. En una de sus visitas, cuando "Ella" llegaba, se retiraba el "Gran sindicalista", a quien "Ella" conocía por su actividad publicitaria, y antes de que "Ella" llegara hasta la mesa donde el Campeón la esperaba con un té, aquél le susurró: "Sé que podes convencerlo de que de clases en el Camping, conocés el lugar. Ahí podrán estar mas cómodos..."
Era evidente que el Campeón le había hablado de "Ella" al "Gran Sindicalista". 
Y ante la pregunta: "¿Qué hago? También me ofrecieron que vaya a Colón"; "Ella" le dijo: Aceptá lo que te ofrece este Señor. No sabés quien es, pero te aseguro que no te vas a arrepentir". 
"Ella" y el Campeón, tenían mucho en común. Pasados exitosos, él a nivel mundial. "Ella" a nivel local. Lo acompañó, lo comprendió. "Ella" viviría entre la duda de seguir al lado de él, sabiendo todo lo que por ello debería enfrentar. Estaba convencida que la verdad, de lo ocurrido aquella madrugada trágica, tarde o temprano, saldría a la luz, en la intimidad... En el "juego" apasionado de dos seres, se puede llegar a límites imprevisibles, donde la muerte acecha. Entonces... uno de los jugadores pierde las partida. Y un nuevo febrero sucedió; solo ellos dos, el mismo "juego", distintas cartas, otro final. 
"Ella", viendo el final de la partida, se fue a maso. "Ella" había DESCUBIERTO como murió la madre de aquel niño, que hoy, ya hombre, camina junto a "ella" a depositar flores en la tumba del campeón. Aún hoy, cada 7 de agosto (aniversario de su nacimiento), 7 de noviembre (aniversario de su coronación como campeón mundial), y 8 de enero (aniversario de su muerte), algún fotógrafo deambula ocultándose entre las tumbas, queriendo sorprender a aquella dama, depositando flores en la tumba del Campeón. 
Fue un 8 de enero cuando se produjo la última "caida" del Campeón. Una multitud le dijo "ADIOS". Unos pocos lo recuerdan con AMOR. Los hijos de su primer matrimonio... 
El hijo "perdido" de su esposa muerta... olvidado por todos. Y una fortuna de la que se ignora su destino. La mortaja no tiene bolsillos.

lunes, 6 de noviembre de 2017

La jueza y miembro del E.R.P. María Alicia Noli y el Clan Ale

Chorra vos tu vieja y tu papá
guarda cuídense porque anda suelta
si los cacha los da vuelta
no les da tiempo a rajar…




Esta terrorista, María Alicia Noli, N.G. Liliana, está acumulando varios pedidos de remoción.
El mas antiguo es por denuncia de Nora Gladis Fiorini ingresado el 21 de marzo de 2016 en el Consejo de la Magistratura.
El 7 de abril de 2016, ingresó al Consejo otra denuncia contra esta terrorista de Santiago Olmedo.
El 10 de agosto de 2016, impulsó una nueva denuncia contra esta terrorista, María José Lopez.
El 2 de setiembre de 2016, ingresó el pedido de remoción que solicité yo a esta terrorista.
El 15 del mismo mes, Miguel Angel Torres, pidió la remoción de esta terrorista.
Finalmente, el 28 de octubre del año pasado, el Ministerio de Justicia de la Nación, remitió al Consejo de la Magistratura, un escrito presentado por Benito Palomo, presidente de la Asociación Puentes para la Legalidad.
Estas seis presentaciones se han acumulado en un solo expediente y cabe esperar que muy pronto sea destituida, sin aceptarse su renuncia, que obviamente va a presentar cuando vea que su destitución sea inminente.

Pero para asombro de muchos, esta terrorista, sigue impartiendo "justicia", y presidiendo el Tribunal Oral Federal de Tucumán, recientemente dispuso la libertad del poderoso "Clan Ale", vinculado con la desaparición de Marita Verón. Este grupo mafioso, tiene 98 causas pendientes con la justicia, y 38 de esas causas están relacionadas con coacciones, extorsiones y amenazas a sus denunciantes.
Pese a ello, el Tribunal presidido por esta terrorista, consideró que no hay peligro de entorpecimiento de la investigación ni peligro de fuga. Este millonario grupo está acusado de narcotráfico, evasión de impuestos, lavado de activos y extorsión, además de haber estado sospechado de la desaparición de Marita Verón. Susana Trimarco, madre de la desaparecida, afirma que el tribunal recibió del "Clan Ale", 6 millones de dolares.
6 millones de razones verdes, permiten sostener que no hay riesgo de fuga de los imputados, pese a que dos de ellos, en su momento estuvieron pro fugados.
Tantas razones, fueron mas que suficientes para que no fueran necesarias la sustanciación de incidentes específicos y escritos, para evaluar cada caso en particular.


Terrorista, vos, tu marido y tu hermano…
Ahora sos Jueza de la Nación Argentina de gobiernos democráticos.
Vos, tu marido y tu hermano, que atentaron contra la democracia.
Vos, tu marido y tu hermano, que querían imponernos una dictadura castro comunista; apelando a las armas, al terror de las bombas, al robo, al secuestro y al asesinato, ahora decís que impartís justicia y que defendés los derechos humanos. Justamente vos, que eras miembro de la banda terrorista Ejército Revolucionario del Pueblo.

Te acordás de aquellos tiempos? Te hacías llamar Liliana y formabas parte del Pelotón “Urbano” ¿Tte. Gaspar era el nombre del pelotón?  Entre tus compañeros estaba el salteño Ruben Manoff, ese que por las dudas rajó para Israel.
Estábamos en democracia, pero vos y los de tu banda querían que Tucumán se separara de la Argentina. Era el principio de una idea de convertir a toda Sudamérica en un satélite de la URSS. Así íbamos a llegar a ser las potencias que son hoy Cuba y Venezuela.
Liliana, ¿O debo llamarte Doctora María Alicia Noli?, te enteraste que cayó el muro de Berlín?
¿Te acordás Liliana, cuando lo metieron preso a tu hermano Daniel Eduardo Noli. Lo agarraron con Francisco Alejandro Viecho. Tenían dos pistolas 45 robadas al Ejército Argentino y estaban en un auto robado. Los otros dos “terro”, lograron escaparse. Esto ocurrió durante la Presidencia del Gral. Perón, no estábamos bajo una dictadura. Y fíjate Liliana, que paradoja, tu hermano y su cómplice, fueron condenados en primera instancia a 10 años de cárcel, y después, los jueces del Gobierno del Proceso de Reorganización Nacional, ante la apelación, le redujeron la pena a 7 años de prisión.
Pero eso, Liliana, es algo que vos no entendés, ni vas a entender nunca. Estábamos bajo una “dictadura militar”, pero había JUSTICIA. No la justicia con minúscula que ejercés vos, que ni siquiera tuviste la dignidad de excusarte como miembro del Tribunal Oral de Santiago del Estero, y a toda costa querías vengarte de quienes están acusados de delitos de lesa humanidad. Pero claro, si vos pretendés ignorar el Artículo 18 de la Constitución Nacional que precisa que  Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa.
Lamento lo de tu esposo, nunca deseo la muerte de nadie, pero estábamos en una guerra no convencional, ustedes eran como partisanos, confundidos con la población civil y exentos a los derechos de la Convención de Ginebra.

Liliana, a tu esposo Enrique Alberto Sanchez, le decían Villita. Él también era del Ejército Revolucionario del Pueblo.
Nunca supe si ustedes fueron parte del grupo que el 28 de mayo de 1975 fueron puestos en fuga por un pelotón de soldados conscriptos. ¡Qué papelón! Ustedes que contaban con las mejores armas y entrenados con los mejores combatientes guerrilleros del mundo, fueron corridos por un puñado de soldaditos. Soldados que en vez de andar matando gente, estaban pintando la Escuelita de Manchalá.

Y yo, que soy tanguero de alma, siempre parafraseando tangos, digo, como nos cambia la vida, “Ya no sos la Liliana, ahora te llaman Doctora Maria Alicia Noli”


Dios nos libre de jueces como vos, Liliana.


Orlando Agustín Gauna Bracamonte

lunes, 30 de octubre de 2017

JOSE SCHULMAN, si intenta asesinarme esta noche, fracasará

Mañana, 31 de octubre, a las 8,30 horas, debo comparecer ante la Fiscalía Federal Nº 2 de la Ciudad de Santa Fe, a ampliar los términos de mi denuncia contra: el mendaz declarante JOSE ERNESTO SCHULMAN, el Juez Federal CARLOS VERA BARROS y el Secretario Dr. FEDERICO GRIMBERG.


Por supuesto que, con los elementos a aportar en mi ampliación, no quedarán dudas sobre la falsedad de los dichos de JOSE ERNESTO SCHULMAN, expresados bajo juramento o promesa de decir verdad.
Que estos elementos obran en los autos donde el Juez CARLOS VERA BARROS, con el Secretario Dr. FEDERICO GRIMBERG; por lo que no pueden alegar que no tenían conocimiento de la falsedad de lo declarado en la causa por JOSE ERNESTO SCHULMAN.
A partir del momento en que comencé a desenmascarar a JOSE ERNESTO SCHULMAN, éste me denunció por supuestas amenazas y acudió a organismos nacionales e internacionales en procura de presionar al Poder Judicial para que me encarcelara. A la vez, al difundir estas intervenciones de organismos nacionales e internacionales, resulta evidente que procura amedrentarme para que me llame a silencio. Pero no lo logró.
Solo le queda ASESINARME. Para eso podría acudir a los grupos de violentos mapuches, amigos suyos. O acaso a las FARC.
Para evitar que la JUSTICIA empiece a perseguirlo, tiene tiempo hasta mañana 31 de octubre, a las 8,30 horas para hacerme asesinar.
No me preocupa. Me ocupa la necesidad de tomar los recaudos necesarios para evitar ser asesinado por violentos que quieren tapar el sol con las manos.

JOSE ERNESTO SCHULMAN, ya estoy debidamente preparado. Mañana volveré a ver el sol y me presentaré a declarar.

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

viernes, 27 de octubre de 2017

José Schulman, el MENTIROSO - Carlos Vera Barros, el PREVARICADOR

José Schulman, el gran mentiroso

Ante el Consejo de la Magistratura, el 23 de octubre ingresó sel pedido de remosión que presenté contra el Dr. Carlos Vera Barros.
Se puede verificar en la página  https://www.pjn.gov.ar/02_Central/ViewDoc.Asp?Doc=111849&CI=INDEX100, donde consta como expediente Nº 218/17  "Gauna Orlando Agustin c/ Dr. Carlos Vera Barros (Juzgado Federal Nº1 Sde Santa Fe)"


El texto del escrito es el siguiente:

FORMULA DENUNCIA POR MAL DESEMPEÑO SOLICITA PROCEDIMIENTO DE REMOCIÓN

Sr. Presidente del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación:

Orlando Agustín Gauna, de apellido materno Bracamonte, de nacionalidad argentina, nacido el 23 de diciembre de 1944, de 72 años de edad, DNI 6.255.319, de estado civil viudo, jubilado, domiciliado en calle Luis F. Leloir Nº 1169 del Barrio El Pozo de la Ciudad de Santa Fe de la Provincia del mismo nombre, por propio derecho, respetuosamente me presento y digo:

I.- OBJETO
 Que vengo por medio del presente y en uso de las atribuciones conferidas por el Art. 2º, 4º y 5º del REGLAMENTO DE LA COMISIÓN DE DISCIPLINA Y ACUSACIÓN a impetrar formal denuncia ante ese Consejo de la Magistratura, contra el Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros, por acciones que implicarían un mal desempeño en sus funciones como magistrado, en oportunidad de estar a cargo de la subrogancia legal del Juzgado Federal de Primera Instancia Nº 1 de la Ciudad de Santa Fe. Por los fundamentos que se exponen a continuación, solicito a la Comisión de Disciplina y Acusación de ese Consejo de la Magistratura, que disponga la apertura del procedimiento de remoción del juez denunciado, ordene su suspensión, y en su caso, formule la acusación correspondiente ante el Jurado de Enjuiciamiento, en los términos de los artículos 53, 114 inc. 5º y 115 de la Constitución de la Nación Argentina.

II.- HECHOS
 El Señor Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros en oportunidad de estar a cargo de la subrogancia legal del Juzgado Federal de Primera Instancia Nº 1 de la Ciudad de Santa Fe, en autos caratulados: “Imputado: Cabrera Víctor Hugo y Otros S/Privación ilegal de la libertad (Art. 144 Bis Inc.1) y Asociación Ilícita. Víctima: Schulman, José y Otros”. Expediente Nº FRO54000011/2010, al dictar el auto de procesamiento, ha cometido acciones que implicarían un mal desempeño en sus funciones; y que a continuación se detallan:

1. En el auto de procesamiento, el Señor Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros señala: Más específicamente José Ernesto Schulman declaró que fueron Cabrera, Ramos y Rebechi los que lo detuvieron a él, a su esposa y a Gurvich, …  … y que logra identificarlos precisamente cuando es detenido y torturado en el año 1977.- Y más adelante, continúa el escrito; Asimismo, en su testimonio aprestado a fs. 320/321 expresó: “Dentro del grupo estaban los integrantes de inteligencia de Santa Fe Osmar Rebechi, Juan González, Eduardo Ramos y Víctor Cabrera, a quienes conocía por haber sido detenido en 1973 por el mismo grupo y por haber estado ellos la noche del 5 de diciembre de 1975 y haber puesto una bomba en mi domicilio. Los nombres de los mismos surgieron de los expedientes a una causa penal iniciada por una denuncia mía en 1977, expediente a los que tuve acceso 1998” (sic). Dicha causa se refiere a que fue detenido el 22 de noviembre de 1977 y en los primeros días de diciembre de 1977, Schulman publicó en el Diario El Litoral de esta Ciudad, bajo el título UNA DENUNCIA POR APREMIOS ILEGALES y ROBO SE RADICÓ. Y tácitamente se refiere a González, Ramos y Cabrera, a los que imputó sin riesgo alguno en pleno ejercicio de sus derechos, ante el Juzgado de Instrucción de la 4ª Nominación. También, sin riesgo alguno y en pleno ejercicio de sus derechos, se dirige al Jefe de la Guarnición Militar. 
Pero José Ernesto Schulman, al radicar esta denuncia, no hizo ninguna referencia a que estas mismas personas, “lo detuvieron en 1973, le pusieron una bomba en 1975 y lo volvieron a detener durante un allanamiento en 1976. 
¿Por qué en esa oportunidad no denunció a los integrantes del mismo grupo? Simplemente porque estas personas no tuvieron nada que ver con los hechos anteriores… 
¿Por qué los denuncia ahora? 
Por odio ideológico o por el “curro de los derechos humanos”. 
De lo trascripto, se desprende en forma palmaria, que José Ernesto Schulman, ha declarado bajo juramento o promesa de decir verdad, en una causa penal, que Víctor Hugo Cabrera participó en su detención en 1973, que fue uno de los que le colocó una bomba en su domicilio, y que participó en un supuesto allanamiento ilegal, con su consiguiente detención en la noche del 11 de octubre de 1976 y por cuya imputación se encuentra detenido. No dejando lugar a presumir un posible error en su identificación. 
Afirma reconocerlos con precisión y certeza. 
En el auto de procesamiento no se hace otra referencia a la detención de Schulman en 1973. Pero remitiéndonos al libro escrito por Schulman, “Los laberintos de la memoria”, en el capítulo 3, refiere haber sido detenido por Rebechi y otras personas, en averiguación de antecedentes, el 25 de mayo de 1973. 
No haciendo ninguna referencia a la participación de Víctor Hugo Cabrera en esta detención. Pero en su declaración imputa a Cabrera “por haber sido detenido en 1973 por el mismo grupo”. Imputación que sería falaz, atento a que Cabrera habría ingresado a la Repartición policial en el año 1974. Algo muy fácil de comprobar, remitiéndose al legajo personal del acusado Cabrera. 
Y si Cabrera no trabajaba en la policía, el declarante Schulman, habría incurrido en el delito de falso testimonio al afirmar bajo juramento o promesa de decir verdad, que Cabrera fue uno de los que lo detuvo en esa oportunidad. 
También es fácil remitirse a los libros de Guardia de esa fecha, de la Seccional policial donde fuera alojado, y verificar quienes lo entregaron en calidad de detenido en “averiguación de antecedentes” y quienes eran los que fueron detenidos con él, para que estos, ratifiquen o rectifiquen la imputación de los actuantes en el procedimiento policial.

2. Schulman, también afirma como VERDAD REVELADA, que Cabrera fue uno de los que le colocó una bomba en su domicilio. Esta declaración la hace bajo juramento o promesa de decir verdad, pese a no haber visto el momento en que se colocaba y hacia detonar el artefacto explosivo, ni aportar testigos que lo hubieran visto.

3. Por último, en lo que respecta al presunto allanamiento ilegal de la vivienda de calle Güemes Nº 5554, que se habría realizado la noche del 11 de octubre de 1976, por el que imputa como partícipe del procedimiento a Víctor Hugo Cabrera, para comprobar la veracidad o falsedad de sus dichos, basta con remitirse al legajo policial personal del acusado por Schulman, para constatar que Cabrera se encontraba licenciado del servicio a la fecha del referido procedimiento. 
Además, en el mismo legajo, se podrá comprobar si Cabrera para ese entonces, prestaba o no, servicios en el Departamento de Informaciones de la Policía de Santa Fe (D2) y si estaba subordinado al Oficial Osmar Rebechi.

4. El Señor Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros al dictar un auto de procesamiento contra Víctor Hugo Cabrera, suma al plexo probatorio el legajo personal de Cabrera (fs. 155/163), donde se acreditaría la falsedad de la imputación que hace Schulman.

5. El Señor Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros en el mismo auto de procesamiento señala: “Otro dato que refuerza esta hipótesis son las declaraciones testimoniales de Silvina Alejandra Cabrera y María de los Ángeles Cabrera (fs. 1456/1460), las cuales constituyen un indicio más sobre la participación y pertenencia de Víctor Hugo Cabrera al referido grupo. La primera de las nombradas se refirió a que su padre trabajaba en el servicio de inteligencia de la provincia…” (sic) 
Y S.S. no puede ignorar lo establecido en el Artículo 242 del Código Procesal Penal, sobre la prohibición de declarar en contra del imputado, bajo pena de nulidad, su cónyuge, ascendientes, descendientes o hermanos, a menos que el delito aparezca ejecutado en perjuicio del testigo o de un pariente suyo de grado igual o más próximo que el que lo liga con el imputado. 
Pero S.S. no da por nulas las declaraciones de las hijas del imputado, pese a que le consta el vínculo, sino que, por el contrario, refuerza su validez, tomándolas como “un indicio más sobre la participación y pertenencia de Víctor Hugo Cabrera al referido grupo”.

6. El Señor Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros, en la misma causa y por el mismo hecho (presunto allanamiento ilegal de la vivienda de calle Güemes Nº 5554, que se habría realizado la noche del 11 de octubre de 1976), procesa al imputado por José Schulman, Eduardo Alberto Ramos, pese a obrar en el mismo expediente, el legajo personal de la Policía de la Provincia de Santa Fe, del citado Ramos, donde consta con fecha 31 de agosto de 1976, que: En actuaciones sumarias instruidas al causante y otros, por inf. a la Ley 20.771, el J.P.P. resuelve: 1º) declarar en Sit. de Pasiva a partir del 24-08-76. S.A. Nº 5441 (Ver folio 13) (sic). 
Esta situación de Pasiva se extiende hasta el 18 de enero de 1977, según consta en la anotación inserta en ese legajo personal el 11 de enero de 1977. 
De estas anotaciones, surge de manera precisa, contundente e indubitable, que entre el 24 de agosto de 1976 y el 18 de enero de 1977, por encontrarse en situación de Pasiva, Eduardo Ramos, carecía de estado policial y en consecuencia, no podía participar de ningún procedimiento. 
Ergo, no pudo haber participado en el procedimiento realizado en calle Güemes Nº 5554 en la noche del 11 de octubre de 1976. 
Pero si el Señor Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros, tenía la más mínima duda sobre las anotaciones insertas en el legajo personal de Ramos, pudo haber constatado si existían las actuaciones judiciales que motivaran la situación de Pasiva.

7. También queda demostrado en forma palmaria, que José Ernesto Schulman, ha incurrido en el delito de falso testimonio, al afirmar bajo juramento: “por haber sido detenido en 1973 por el mismo grupo” (sic), en el que incluye a Eduardo Ramos, pese a que en el legajo personal de éste, consta que ingresó a la Escuela de Policía de la Provincia, como Cadete, el 13 de marzo de 1973, de donde egresó en diciembre del mismo año; razón por la que no pudo haber participado en la detención del `73, a la que alude Schulman.

8. Que pese a las pruebas irrefutables de la falsedad de los dichos bajo juramento o promesa de decir verdad, de José Ernesto Schulman, el Señor Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros, no adopta ninguna acción contra Schulman, y por el contrario, por sus dichos, dicta el procesamiento y la prisión preventiva de los imputados falsamente.

III.- SOLICITA PRUEBA 
 1. Solicito que ese Consejo de la Magistratura recabe copia del auto de procesamiento dictado por el Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros, en los caratulados: “Imputado: Cabrera Víctor Hugo y Otros S/Privación ilegal de la libertad (Art. 144 Bis Inc.1) y Asociación Ilícita. Víctima: Schulman, José y Otros”. Expediente Nº FRO54000011/2010.
2. Solicito que ese Consejo de la Magistratura recabe copias de los legajos personales de la Policía de la Provincia de Santa Fe de los imputados identificados, de haber participado en el presunto allanamiento ilegal realizado en la noche del 11 de octubre de 1976, en la vivienda de calle Güemes 5554 de la Ciudad de Santa Fe.
3. Solicito que ese Consejo de la Magistratura recabe información tendiente a establecer si al Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros, lo une algún vínculo de parentesco con Roberto Miguel Vera Barros, “desaparecido” el 3 de abril de 1976 en la Capital Federal. En su caso, si ese existe algún vínculo, si no es causal de excusación de este Magistrado en juicios de “lesa humanidad”.

IV.- FUNDAMENTOS 
 El Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros ha ordenado el procesamiento y la prisión preventiva de Cabrera y Ramos, basado únicamente en el reconocimiento e imputación que formula José Ernesto Schulman, secretario de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, quien por su carácter de tal y como querellante en causas en juicios de “lesa humanidad” ha tenido y tiene acceso a toda documentación existente, de la época de los hechos investigados.
El Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros ha ordenado el procesamiento y la prisión preventiva de Cabrera y Ramos, pese a tener agregado al expediente los legajos personales de los imputados, donde consta que a la fecha del hecho motivo de dichas actuaciones; los mismos no se encontraban prestando servicios.
El Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros, pese a que hace constar que Graciela Roselló “fue sometida a interrogatorios con el uso de picana eléctrica, golpeada, quemada con cigarrillos y torturada sexualmente” (sic) en la Seccional Cuarta; no adoptó ninguna medida tendiente a identificar, procesar y encarcelar a los autores, cómplices o auxiliadores, por acción u omisión, de estos delitos de los que habría sido víctima, Graciela Roselló.
En lo personal, de resultar víctima de una falaz imputación, el Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros no me garantiza justicia. Por el contrario, puede ordenar mi detención y dejarme en total estado de indefensión, ya que no puedo recordar con precisión con quienes me encontraba y que estaba haciendo en determinada fecha, 40 años atrás y no teniendo libre acceso a toda documentación existente de la época.
Quedando fuera de mi interés personal, las impugnaciones y/o alegatos que pudieran plantear los defensores de los imputados por José Ernesto Schulman.
Reitero, jueces como el Dr. Carlos Vera Barros, ponen en serio peligro mi libertad ambulatoria.
Semanas atrás, José Ernesto Schulman, dio una conferencia de prensa, afirmando haberme denunciado por supuestas "amenazas, instigación a cometer delitos e incitación a la violencia colectiva". (https://www.pagina12.com.ar/61272-provocadores-en-las-redes-sociales)
Esta falsa denuncia, podría ser motivo para que jueces como el Dr. Carlos Vera Barros, ordenen mi inmediata detención, y dicten con total premura mi procesamiento y prisión preventiva, impidiendo tener acceso a la documentación que acredite mi inocencia.

V.- ACOMPAÑA DOCUMENTAL 
1. Copia del auto de procesamiento, motivo de esta presentación.
2. Copia del legajo personal del denunciado por Schulman, Eduardo Ramos.
3. Copia de la denuncia penal que he radicado por estos hechos, ante el Fiscal Federal Nº 2 de la Ciudad de Santa Fe.
4. Copia de escrito de pedido de llamado a ampliación de denuncia, ante la misma Fiscalía.
5. Fotocopia del Documento Nacional de Identidad.

VI.- PETITORIO: 
Por todo lo expuesto solicito: 
1- Se tenga por interpuesta formal denuncia contra el Juez Federal Dr. Carlos Vera Barros, por presunto mal desempeño. 
2- Se tenga por presentada la documentación acompañada. 
3- Se arbitren los medios necesarios para la sustanciación de la presente denuncia, se proceda a suspender al Magistrado denunciado y a formular acusación ante el Jurado de Enjuiciamiento, por la causal de mal desempeño. 

PROVEER DE CONFORMIDAD, 
SERÁ JUSTICIA.- 

 Orlando Agustín Gauna