domingo, 29 de diciembre de 2013

¿Y dónde está el piloto?

¿Y dónde está la tripulación? 
Hasta hace pocas semanas, el país estaba piloteado por la Sra. Cristina Fernández de Kirchner. Algunos viajaban confiados en el “modelo” y en la pericia de la piloto. 
Otros, miraban azorados a la Presidente, temiendo la peor catástrofe. 
Después sobrevino la imprevista internación de la presidente y el país quedó a cargo del resto de la “tripulación” a cuya cabeza, pero sin muchas libertades para maniobrar, estuvo el siempre sospechado Amado Boudou. 
Luego la Sra. Presidente recibió el alta definitiva y era oportuno para ella festejar 30 años de democracia “moviendo la colita, al compás del tamboril” mientras la Nación se desangraba con varios muertos a raíz de los saqueos que se producían aprovechando el conflicto policial. 

Después, después desapareció. 
Y llegó la ola de calor, pero a “ella” no le importaba. 
“Ella” estaba en El Calafate con una temperatura muy inferior al centro y norte del país (la parte más poblada de la Argentina). 
Pero el calor no vino solo. Lo hizo acompañado por innumerables cortes de energía eléctrica, que en el caso de los edificios altos, también provocaba la falta de agua. 
El ciudadano común, indignado, salió a la calle a manifestar su reclamo por servicios vitales, que la piloto y su tripulación, habían dejado colapsar, tolerando la falta de inversiones. 
Y surgió la pregunta inevitable: ¿Dónde está el piloto? 
Todos esperábamos verla a “ella” por la cadena nacional para que nos explicara que la culpa era del calor destituyente que superó la temperatura media de los últimos años. De la oposición destituyente, que repartía aires acondicionados para que colapsara el sistema eléctrico. 
Pero ella no apareció. No sabemos si está de licencia, de vacaciones o manejando el país con control remoto desde El Calafate. 
Tampoco aparece la tripulación. 

¿Quién está a cargo de la nave? 
¿El siempre imputado vicepresidente o el jefe de Gabinete? 
Capitanich, perdido como “turco en la neblina” dice que hay que reclamarle a las empresas proveedoras de electricidad, olvidando que el Estado tiene el poder de policía a través de los organismos de control. Lo único que se le ocurre es decretar asueto administrativo. 
Mauricio Macri lo imita a Capitanich con una medida similar y a la Presidenta la imita viajando al Sur de vacaciones en Villa La Angostura. 
El Secretario de Energía de la Nación, Daniel Cameron, se dedica a jugar al golf en un country. 
El Diputado Juan Cabandie, ese que reconoció que está donde tiene que estar “bancando a los hijos de puta que quieren arruinar este país” (él dice que los banca), sufrió el reclamo de los afectados por los cortes y fue a exigir soluciones, aclarando: "Me lo tienen que resolver porque la gente me está puteando". 
Si hasta el periodista “súper oficialista” (más papista que el Papa) Víctor Hugo Morales, sin problemas con el cepo cambiario, se fue a Brasil, para desde las paradisíacas playas de Rio de Janeiro, hacer su programa “La Mañana” de Radio Continental. 
Nosotros, seguimos soportando el calor, los cortes de energía y preguntándonos 
¿Y dónde está el piloto? 
¿y dónde está la tripulación?

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

Estudio Mediar y Naldo Lombardi ¡¡¡BASTA!!!

Naldo Lombardi quiere cobrar una deuda a través del anónimo Estudio Mediar y para eso me molesta casi todos los días con mensajes de texto y llamadas a mis teléfonos celular y fijo; pese a que en innumerables oportunidades les he aclarado que no conozco ni tengo ninguna relación con la deudora a quien llaman a mis teléfonos, ni la misma tiene ninguna relación con mi teléfono celular ni con el teléfono fijo instalado en mi domicilio y que no figura a mi nombre.
Ante mis aclaraciones con algunos insultos incluidos, desde la empresa comercial como desde el estudio jurídico me aseguran que van a cesar los llamados, pero estos continúan.
Naldo Lombardi ¡¡¡BASTA!!!, DEJEN DE MOLESTARME
Molestos abogasdos del estudio Mediar, ¡¡¡BASTA!!!, DEJEN DE MOLESTARME

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

viernes, 27 de diciembre de 2013

Los cortes de luz y nosotros los culpables

Un dibujo en Página/12 traslada las culpas a la sociedad.

Tras la caricatura “kirchnerista” –si se la puede calificar de alguna manera– de Daniel Paz en el diario oficialista Página/12, sobrevino un aluvión de críticas que no fueron dispuestas verticalmente desde la cima del poder. Paz criticó al argentino promedio, según su visión. Y convirtió a las víctimas en victimarios, de algún modo, de los cortes de luz. 
Acusó en su dibujo y en el texto alusivo al “Sr. Impoluto Argentino” y a “Su esposa la Sra. Inmaculada Indignación de Argentinomedio” por haber pagado una tarifa de electricidad como “la de Bruslavia del Norte”,y de “exigir un servicio de electricidad como el de Suiza”. 
Se produjo un efecto aluvional de burlas y repudios en las redes sociales, desde la horizontalidad del espacio virtual. Fue una tormenta de rayos, y hachas estridentes. “Daniel Paz” logró convertirse en trending topic, tras el mérito de haber gatillado la furia de quienes padecen los cortes. 

Por MIGUEL WIÑAZKI 
Fuente: Clarín 
Leer mas...

NALDO LOMBARDI ¡¡¡PELIGRO!!!

Esta firma, Naldo Lombardi con sucursales en distintos puntos del país, le encarga sus cobranzas de deudores morosos al Estudio Mediar. 
Es legítimo que cualquier firma cuente con patrocinio jurídico para hacer el reclamo prejudicial y judicial del pago de deudas con morosidad. 
Pero Naldo Lombardi "goza" del patrocinio jurídico del Estudio Mediar. 
Estudio jurídico al que se puede llega a través de su página web estudiomediar.com.ar, donde no se identifica la dirección física o de correo electrónico, ni teléfonos, ni la identidad de los profesionales responsables del Estudio. 
Pero, a mi que me importa.
Si, me importa. Desde este estudio jurídico, desde hace varias semanas se me viene molestando con  llamadas telefónicas a mi teléfono celular y al teléfono fijo existente en mi domicilio, que no está registrado a mi nombre.
Estas llamadas son para reclamar por una deuda de una persona a la que no conozco, con la que no me une ninguna relación de amistad o parentesco, no vive en mi domicilio, y por supuesto, tampoco tiene acceso a mis teléfonos.
La supuesta deuda que se reclama a mis teléfonos, la tiene esta persona con la firma Naldo Lombardi Naldo Lombardi le encargó el cobro de esa deuda a este anónimo Estudio Mediar. Y pese a haber dirigido un par de correos electrónicos a la firma comercial Naldo Lombardi, y haber recibido una comunicación telefónica de una persona que dijo pertenecer a la firma y que se comprometía a impedir que volviera a ser molestado telefónicamente, los llamados continuaron.
También aclaré en reiteradas oportunidades a quien me llamaba desde los teléfonos 01135569956, 011 52940637, 011 54315900, 159760926 que no tengo nada que ver con la persona que tendría una deuda con Naldo Lombardi y sin embargo, los molestos llamados y mensajes continúan.
Mi pregunta es ¿Hasta cuando?
Por eso, hoy, los clientes o no de Naldo Lombardi estamos en GRAVE PELIGRO de que desde el anónimo Estudio Mediar se descubran nuestros números telefónicos (vaya uno a saber bajo que medios ilícitos o no) y nos comiencen a importunar con llamados telefónicos reclamando por terceras personas que supuestamente le adeudan a Naldo Lombardi.

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

jueves, 26 de diciembre de 2013

Claudia Rodriguez, la turista millonaria

No nos olvidemos de esta mujer, 
 CLAUDIA RODRIGUEZ, (@lamorochaklau) 
 la funcionaria pública que 
festeja que argentinos carezcan del servicio eléctrico 
y que niega el derecho a justicia para sus enemigos. 
Que nos cuenten cuanto gana y cual es su patrimonio
para poder pasear por el mundo.




Orlando Agustín Gauna Bracamonte

miércoles, 25 de diciembre de 2013

El INADI y el término MOGOLICO

El INADI que debería luchar contra la discriminación, discrimina.
Según quien sea el acusado, su conducta es o no es discriminatoria.
El ex jugador de Colón de Santa Fe, Bichi Fuertes, en una oportunidad utilizó el término mogólico para referirse a distintos jugadores de Racing. El INADI casi le pide la pena de muerte. Le exigió las disculpas del caso y "reparar el daño hecho a la sociedad", participando de una campaña del INADI.
La Presidente de la Nación, en una crítica a los medios de comunicación expresó "el Estado no es mongo", pero el INADI no la escuchó.
El filósofo José Pablo Feinmann, al escribir una columna en Página 12, se refirió a un "peronismo mogólico". Analizadas las expresiones por el INADI, se determinó que no configuraban un acto discriminatorio.
Ahora, el licenciado Intendente de Ezeiza y actual Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, parece que se sintió aludido cuando en un acto alguien gritó: "Devuelvan la plata que se robaron" y le espetó: "Al boludo ese lo espero ahí afuera. Pedazo de mogólico"
El INADI parece que tampoco se enteró de las violentas expresiones del violento Ministro.
¿Que pasaría si esas expresiones fueran vertidas por algún  alto miembro de los partidos de la oposición?

Orlando Agustín Gauna Bracamonte















miércoles, 18 de diciembre de 2013

Policias: Entre el gatillo fácil y la sedición


El policía mata, roba, y ahora también comete el delito de sedición. 
Las fuerzas policiales, están integradas por seres humanos, algunos de los cuales, cometen delitos. 
Pero no todos ellos. 
Son muchos, en especial, los de menor jerarquía, los que arriesgan y hasta dan su vida en defensa del prójimo y los bienes ajenos. 
Pero cuando un agente policial, en cumplimiento del deber, mata a un delincuente; los organismos que dicen defender los derechos humanos ponen el grito en el cielo, acusando al unísono, “gatillo fácil”. 
De inmediato aparecen abogados inescrupulosos buscando por todos los medios, legales o no, probar que se trató de un caso de “gatillo fácil” y se ponen “gratuitamente” a disposición de los deudos del delincuente, para iniciar una acción civil contra el Estado. 
No importa enviar injustamente a la cárcel a un inocente que actuó en cumplimiento del deber. Lo importante es obtener pingües ganancias con un juicio contra el Estado. 
A esos mismos abogados no les interesa patrocinar a los deudos de la victima de delincuentes, porque a esos delincuentes no se les puede sacar una moneda si se les hace una demanda civil. El negocio está en el “gatillo fácil”. 
A nadie le importa que ese agente arriesgue su vida por “dos mangos”, portando un arma que apenas sabe manejar, pues casi nunca tiene prácticas de tiro y encima se le mezquinan las municiones. 
Ahora, el agente policial decente, que apenas sobrevive con su mísero sueldo y lo que le queda de los adicionales después del descuento que le hace el gobierno; decide manifestarse en reclamo de una mejora salarial. 
Entonces se producen saqueos. 
Saqueos como se producen con mucha frecuencia en nuestro país. 
Saqueos que se produjeron con mayor intensidad durante los últimos días de la presidencia de De la Rúa, pero que se repiten en cuanta manifestación de protesta participan el Partido Obrero, “Quebracho” y otros grupos violentos de la extrema izquierda. 
Saqueos que se produjeron antes de las manifestaciones de reclamo policial en el Sur de la Provincia de Santa Fe. 
Saqueos que hasta cabe sospechar que fueron fogoneados por punteros políticos para hacer repudiable la protesta policial. 
Pero a los grupos marxistas les interesa desprestigiar a las fuerzas armadas y de seguridad para que tengan espacio sus “milicias populares”. Entonces ésta era la oportunidad para, también echarle la culpa a la policía por la inseguridad y los saqueos. 
Acaso ignoran que solo en la ciudad de Santa Fe y alrededores este año ya tenemos un centenar de víctimas de homicidios. Que la Chicago argentina, triplica este número de asesinados. Acaso ignoran los cientos de robos de distinta naturaleza que se producen diariamente aunque no existan conflictos policiales. 
La presidente de la Nación, debe recordar que cuando se producían los saqueos en el año 2001, desde su banca de Senadora Nacional, solicitaba la renuncia del Presidente Fernando De la Rúa aduciendo el estado de inseguridad de la Nación. Por eso, temerosa de que algún legislador exija su renuncia ante lo que no es una sensación, sino un real estado de inseguridad, se apresuró a culpar también ella a la policía, por los saqueos producidos en los últimos días.
Ella, que había afirmado "No vamos a someter más a Gendarmería a lo que es responsabilidad de los gobiernos provinciales". "Van a tener que procesarme a mí porque no voy a permitir que ningún gendarme salga más" para ese tipo de tareas, se apresuró a enviar fuerzas de la Gendarmería y de la Prefectura a cooperar con los gobiernos provinciales en procura de e vitar saqueos masivos. 
Y como al policía nadie va a salir a defenderlo, le pegó más fuerte. Acusó a la policía del delito de SEDICIÓN. 
Todos los palos para la policía, y cuando un Agente muere en cumplimiento del deber, sus familiares y unos pocos amigos y compañeros de trabajo le rinden homenaje. En el monumento erigido en la ciudad de Rosario en homenaje a los 31 policías asesinados en la provincia por el terrorismo montonero cada 12 de setiembre se reúnen un puñado de familiares y amigos a recordarlos, con la ausencia total de funcionarios provinciales o municipales. Y alguna vez, algún desubicado secuaz de los “jóvenes idealistas”, ensució el monumento y agregó la leyenda “NINGÚN HOMENAJE A LOS REPRESORES”, como si conociera la vida y la conducta de esos policías asesinados. 
Como escribiera Atahualpa Yupanqui, “unos trabajan de trueno y es para otros la llovida”. Cuando hay un mínimo de seguridad, es el “resultado de las políticas del gobierno”, pero cuando reina la inseguridad, es consecuencia de una policía corrupta. 
La Iglesia Católica ha afirmado que “Es cuestionable la acción de robar, saquear y destruir. Pero también es cuestionable, y tal vez con más fuerza, el vandalismo de los ricos y el saqueo de los corruptos”. 

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

lunes, 9 de diciembre de 2013

La ausencia del Estado

"Es estúpido dejar las decisiones sobre economía a aquellos que no pagarán precio alguno por equivocarse".
Thomas Sowell 

Cuando el hombre comenzó a vivir en comunidad y para evitar que continuara rigiendo la ley de la selva, naturalmente cedió algunas de sus libertades y derechos a algo superior, que dio en llamarse, mucho después, "Estado". 
Así, a cambio de renunciar a ellos, le encomendó -y le exige- que se ocupara de su defensa, de su seguridad, de su educación, de su salud y de la Justicia; como parte de ese contrato tácito, paga al Estado los impuestos que le permitan soportar esas tareas. 
También le delegó la organización de las relaciones entre los individuos que componen la sociedad. En la Argentina actual, y pese a que ese contrato sigue teóricamente rigiendo, apoyado en la Constitución y en el Código Civil, el Estado ya había desertado, y los ciudadanos estamos sometidos a la indefensión como nación, a la cotidiana inseguridad, a la falta de salud, de educación y a la falta de Justicia, por lenta y por sometida al poder de turno. 
Nos vemos enfrentados a soportar doblemente el costo de contar con esos beneficios elementales, ya que seguimos pagando impuestos pero, además, tenemos que hacer frente al costo de la contratación privada de vigiladores, colegios y prepagas médicas para subsanar esa ausencia estatal. En estos días, en Córdoba, se vio a ciudadanos encaramados a los techos de sus viviendas y negocios, o nucleados atrás de barricadas, armados y dispuestos a defender con su vida -dada su inexperiencia- sus bienes ante las hordas que destruían todo a su paso. 

Sin darse cuenta, reasumieron una potestad que habían transferido, por ese acuerdo originario, al Estado, ya que éste había desertado y se encontraban en total desamparo frente a la violencia desatada. 
Esta situación representa un salto cualitativo, hacia atrás, respecto a todos los conflictos sociales que los argentinos hemos soportado en los últimos años y, seguramente, continuará in crescendo, por el triste papel que desempeñaron, durante esas horas trágicas, quienes tienen a su cargo ejecutar las tareas que son propias del Estado. 
Doña Cristina in absentia, Anímal y hasta Randazzo hicieron fila para pegarle al Gallego de la Sota, lavándose las manos respecto a la crisis que la "década ganada" había generado y que, como vimos por televisión, estuvo a punto de convertirse en una tragedia. 
Al negarse a enviar a la Gendarmería -Super Berni lo ordenó, pero el Chino Zannini lo desautorizó- el cristinismo, una vez más, dio una muestra cabal de la confusión que en su concepto existe entre Gobierno y Estado; en ella, tal como lo confirmó un patético Coqui Capitanich invocando al federalismo constitucional, las fuerzas federales sólo pueden actuar cuando quien solicita su auxilio es un obediente seguidor de los dictados de Olivos. 
¡Qué pena que ese mismo federalismo sea olvidado a la hora de repartir ingresos fiscales! 
Se me ha preguntado, desde el momento de los hechos, si los saqueos estaban organizados por algún malparido con intencionalidad política. 
La respuesta contiene dos aseveraciones: sí lo estaban, y en esa organización seguramente participaron narcos, pero tuvieron esa magnitud porque existe un caldo de cultivo que favorece la protesta. 
Detrás de los primeros enmascarados, que robaban plasmas y alcohol, necesariamente hubo multitudes crispadas y enojadas, que padecen diariamente esta demencial política económica, que ha llevado a que el verdadero índice de precios (el de los changuitos de supermercado) se haya disparado a partir de noviembre, lo cual llevará la inflación anual a superar el 30%. 
El Gobierno avivó la inquietud social con tres anuncios convergentes: no acepta pagar el bono que todas las centrales gremiales solicitan para fin de año, descontará el impuesto a las ganancias sobre la segunda cuota del aguinaldo y mandó a imprimir, en la Casa de la Moneda y en Ciccone, ciento cuarenta millones de billetes de cien pesos para hacer frente al pago de esa segunda cuota a los empleados públicos. 
El desprecio que los funcionarios tienen por la inflación (a la que ningunean), la carencia de un plan económico coherente -no se puede considerar como tal al nuevo congelamiento de precios que, dicen, regirá a partir de enero- y la monstruosa emisión monetaria, harán que el arrastre de este año lleve al índice de los precios a superar el 40% en 2014; el permanente drenaje de reservas, la obligación de importar cantidades mayores de combustibles más caros y el nuevo robo que cometerán cuando paguen el cupón atado al crecimiento del PBI (nada menos que US$ 5.000 millones), tampoco permiten ser optimista respecto a un cambio diametral en la toma de decisiones. Pero, tal vez, el principal factor coadyuvante de lo que ocurrió en Córdoba haya que buscarlo en la anomia moral que hoy reina en nuestra sociedad. Todos los límites se han sobrepasado, y se ha impuesto el "sálvese quien pueda". El mundo entero está contemplando, con asombro y repugnancia, cómo la señora Presidente se mofa de todos, acumulando una fortuna personal cuyo crecimiento exponencial ni se molesta en explicar, como tampoco lo hace con las relaciones que mantiene con los personajes más oscuros de la escena nacional, como Lázaro Báez, Cristóbal López, Spolsky, Eskenazi, Ferreyra (Electroingeniería), sus secretarios y sus jardineros y tantos otros, enriquecidos por haber prestado sus nombres para encubrir los latrocinios de la pareja imperial. 
El Vicepresidente, el inefable Guita-rrita, se robó, con sus cómplices Nariga Núñez Carmona y Vandermoco, la mayor imprenta del país, que tiene a su cargo nada menos que la producción del dinero. Además de hacerse enormemente rico, y seguir festejándolo a carcajadas, le cobró una comisión de siete millones a la provincia más pobre del país para renegociar su deuda con el Estado nacional, o sea, con él mismo. 
Sin embargo, los jueces de Comodoro Py no han llamado a ninguno de ellos a prestar declaración indagatoria, y todos -hasta Jaimito- siguen libres y haciendo daño. 
Entonces, ¿no resulta razonable que alguien crea que puede robar impunemente un televisor o un coche de bebé? 

Si a los grandes delitos que los funcionarios de todo pelaje han perpetrado no les ha correspondido pena alguna, ¿por qué preocuparse entonces por la comisión de un hecho tan menor? 
Para terminar de aguar las esperanzas de quienes creían que los cambios en el Gabinete traerían aparejada una mejor relación con la sociedad, con el mundo y con los mercados, el viernes -como ya ha sucedido en la Cancillería- se produjo la designación de un chico de La Cámpora para ocupar la jefatura de uno de los organismos técnicos para prestigiosos del país, el INTA. 
Sólo cabe esperar que el peronismo, que aportó los votos necesarios en octubre, se niegue a seguir convalidando la ocupación del Estado por estos niñatos corruptos y espléndidamente rentados, pero incapaces, siquiera, de ganar una elección universitaria. 

BsAs, 8 Dic 13
Enrique Guillermo Avogadro
Abogado
Tel. en Bs.As. + 54 (11) 4807 4401/02
Tel. en Rio + 55 (21) 2203 2428
Fax + 54 (11) 4801 6819 Cel. en Argentina + 54 (911) 4473 4003
Cel. en Brasil + 55 (21) 8128 7896
Blog: http://egavogadro.blogspot.com.ar/
Facebook: Enrique Guillermo Avogadro Skype: egavogadro
Skype: ega1avogadro
Twitter: @egavogadro

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Hubo fiesta en el Congreso

Alegres, felices, festejaban haber logrado o renovado sus bancas en el Congreso de la Nación.
Sus bolsillos llenos de "biyuya", con el "bulín" en "La Rosadita" o en sus inmediaciones. Haciendo la previa de sus vacaciones en el exterior, sin problemas con el "cepo cambiario". Contentos con su dieta que no adelgaza y que confeccionan ellos mismos y que si es necesario pueden engordar con algún "me llevo" o un "miti y miti" de esos subsidios que se dicen que entregan y que nadie controla.
Ellos estaban de festejo.
Mientras tanto, el pueblo acongojado y temeroso seguía con atención las informaciones de los sucesos que ocurrían en la Provincia de Córdoba, donde la policía estaba acuartelada reclamando contra los miserables sueldos que perciben y los delincuentes aprovechaban la ocasión para rapiñar lo que encontraban a su paso.
Muertos, heridos y comercios devastados por la turba.
Ellos estaban de festejo, mientras en Córdoba no había clases ni transporte. No atendían los bancos ni la administración pública.
El pueblo a veces tiene memoria y recuerda que hace pocos días hubo saqueos en el Sur de la Provincia de Santa Fe. También recuerda que hace algunos años también hubo muchos saqueos e inestabilidad institucional.
El pueblo está preocupado por lo que puede pasar. ¿Habrá mas saqueos? ¿Habrá desabastecimiento? ¿Seguirá la inseguridad en su escalada de violencia?
Pero ellos estaban de festejo. Ellos no tienen esas preocupaciones. Total, de última se consiguen asilo político y luego de un tiempito, otros gobernantes le darán una jugosa indemnización por los "sufrimientos" padecidos en el exilio.
Ellos estaban de festejo en el Congreso de la Nación.

Orlando Agustín Gauna Bracamonte

domingo, 1 de diciembre de 2013

Ex presos - de marxistas a burgueses pensionados

La noticia circuló bastante poco: leo que están a punto de conseguir una
pensión vitalicia –dicen que unos 4000 pesos al mes– por haber estado presos durante la última dictadura militar. Ya cobraron indemnizaciones importantes; ahora otra vez quieren pedirle plata al Estado por lo que les hizo hace décadas –y asegurarse una pequeña renta. No entremos en la discusión más obvia sobre el dinero público; no insistamos en que, en un país con más de 20 por ciento de pobres, ustedes, que en general no lo son, van a llevarse unas diez Asignaciones Universales cada mes por un riesgo que decidieron tomar hace cuarenta años. 
(Y no creo que el hecho de que la mayoría de esos detenciones fueran “ilegales” sea un dato relevante. Nosotros también éramos ilegales. Nosotros no creíamos en la “legalidad burguesa”. Combatíamos la legalidad burguesa. Si hubiéramos creído en la legalidad burguesa no habríamos considerado legítimo robar bancos, por ejemplo –“expropiar”– o secuestrar empresarios –“devolver al pueblo”– o incluso matar –“ajusticiar”–; todo eso se opone a esa legalidad burguesa que queríamos destruir y que ahora ustedes usan e invocan para pagarse una pensión –por haber intentado destruirla: ¿no les suena raro?) 
Por Martín Caparrós
Fuente: Blolg.elpais.com
Leer mas...