viernes, 10 de marzo de 2017

Ni una menos por femicidio. ¿Y por trata?

Este 8 de marzo, nuevamente se recordó el día Internacional de la mujer. Se realizó con la consigna: "NI UNA MENOS".  Muchas personas se sumaron inocentemente a esta convocatoria. Convocatoria que con las consigna "NI UNA MENOS" atraía adherentes. Las personas "normales", estamos en contra de la violencia contra la mujer. Exigimos justo castigo contra los femicidas. 

Pero esta convocatoria, esconde otros fines. También se reclamaba por la despenalización del aborto. Destruir costumbres y tradiciones, erosionando la base de la sociedad que es la familia y atacando a la Iglesia Católica, a la que adherimos la mayoría de los argentinos. 
Rusia, país comunista y potencia mundial,  actualmente sancionó una ley para despenalizar la violencia doméstica.
El presidente ruso, Vladímir Putin, desoyó hoy a los críticos y promulgó una ley que despenaliza la violencia doméstica, siempre que el agresor no sea reincidente. Según la nueva ley, las agresiones que causen dolor físico, pero no lesiones, y dejen moratones, arañazos o heridas superficiales a la víctima no serán consideradas un delito, sino falta administrativa.

Sólo cuando el agresor vuelva a golpear al mismo familiar en el plazo de un año podrá ser procesado por la vía penal y castigado con la cárcel, siempre y cuando el agredido logre demostrar los hechos, porque la Justicia no actuará de oficio en estos casos. Pero esto no es comentado por las socialistas que dicen defender a la mujer de la violencia machista.
Estas personas que procuran ocultar su ideología marxista y atea, siempre atacan a las Catedrales e Iglesias católicas, jamás a una sinagoga. Agravian a los católicos de todas las formas posibles. 
En Tucumán una mujer con vestimentas similares a las que su usa en las veneraciones a la Santísima Virgen María, escenificaba que paría, frente a la Catedral tucumana. 

Esta mujer, probablemente se trate de Marina Breslin, increíblemente, funcionaria pública en la dirección de Niñez, Adolescencia y Familia de la Pcia. de Tucumán hasta el pasado mes de enero en e1 que no fue renovado su contrato por presunto mal desempeño. En las redes se hace llamar Pep Breslin y
‘casualmente’ este jueves borró su perfil de Facebook. 
Yo me pregunto, ¿hasta que punto en realidad defienden la violencia de género? 
Tiran números sobre víctimas de femicidios que horrorizan. 
Pero estas mujeres que dicen defensoras de la violencia de género, no dicen nada de las victimas de tratas para la prostitución. Silencian el elevado número de niñas, niños, adolescentes y mujeres que son esclavizadas para la explotación sexual. 
¿Cómo caen en estas redes de prostitución? 
Los niños son raptados. Los adolescentes pueden ser raptados o seducidos. Niñas desatendidas en su hogar, carentes del diálogo familiar y de expresiones de amor por parte de padres que trabajan muchas horas diarias para brindarles un mejor pasar económico. Otras, hijas de padres separados, deben soportar el mal trato y hasta el acoso sexual del padrastro. 

Por falta de muestras de afecto, buscan desesperadas cualquier cosa que se parezca al “amor”. Estas jovencitas, son fácilmente “enamoradas” y se fugan de su casa. Llevadas a una situación económica crítica, se les ofrece como única solución posible, el ejercicio de la prostitución. Si no lo aceptan, se termina obligándolas por la violencia. 
Otras, leyendo un aviso en el diario que ofrece empleos en Wiskerias de Córdoba, en el Sur u otros puntos turísticos con ganancias de varios miles de pesos por día. No van a creer que en los periódicos de mayor circulación del país, se publiquen avisos ofreciendo trabajo en prostíbulos. Piensan, ilusas, que con esa plata podrán vestir ropa de “marca”, tener su “celular a generación”, ayudar a los padres para que mamá deje de “sirvientear”. 
¡Tantas cosas podría hacer con esa plata! 

El contacto generalmente es un número de teléfono celular. El lugar del encuentro para la cita por el trabajo es en un lugar público (bar o Terminal de ómnibus), cosa de no poder seguirse el rastro de quienes publicaran el aviso. De allí a la desaparición en el circuito del tráfico de personas hay un solo paso. 
Pero como no dejarse seducir por un empleo con semejante ganancia. Si por que cumplieron los 18 años creen que saben cuidarse solas. Como van a ir a ver una oferta de trabajo acompañadas por papá y mamá. Creen que sólo será para atender a los clientes sirviéndoles bebidas. Ni sospechan que tendrán que mantener relaciones con miles de hombres, entre ellos, algún sádico. 
El tratante de blancas, se considera propietario de la persona prostituida, y en esa condición, puede venderla, regalarla y hasta puede ser “victima del robo” de la persona prostituida por parte de otro traficante. 
En las distintas “plazas”, las personas prostituidas, van rotando cada 15 días por término medio, para que los “clientes” tengan una amplia variedad de mujeres para satisfacer sus apetitos sexuales. Estas personas a las que ahora se pretende denominar “trabajadoras sexuales” para encubrir su explotación, también, periódicamente van rotando de “plaza” para no permanecer inactivas y a las vez, improductivas. 
En algunas “plazas”, quien explota el lugar suele brindar un “seguro” al “propietario” de la persona prostituida. Este “seguro” consiste en garantizar el pago de una suma pre acordada para el caso de que al vencer el término de explotación en su “plaza”, no pueda reintegrarle a la persona prostituida. Ya sea por que ésta se fugó o por cualquier otro motivo. Los “códigos de violencia” de los traficantes de personas, hacen que para mantener una pacífica convivencEl presidente ruso, Vladímir Putin, desoyó hoy a los críticos y promulgó una ley que despenaliza la violencia doméstica, siempre que el agresor no sea reincidente, proyecto que ha sido muy criticado por los activistas de derechos humanos. Según la nueva ley, las agresiones que causen dolor físico, pero no lesiones, y dejen moratones, arañazos o heridas superficiales a la víctima no serán consideradas un delito, sino falta administrativa. Sólo cuando el agresor vuelva a golpear al mismo familiar en el plazo de un año podrá ser procesado por la vía penal y castigado con la cárcel, siempre y cuando el agredido logre demostrar los hechos, porque la Justicia no actuará de oficio en estos casos.ia, traten de cumplir sus acuerdos y por lo general, cuando deben hacerlo, pagan el “seguro”. 
La persona prostituida, puede escapar en procura de su libertad o hacerlo por expresa indicación de su explotador para que éste, alegando desconocer el hecho, se presente, vencido el plazo, a retirar a su “pupila” (persona prostituida) y al “enterarse de su fuga” exija el pago de la suma pactada como “seguro”. Investigaciones periodísticas han mostrado varias veces, como viven las personas explotadas, encerradas “bajo llave” en las distintas “plazas” descubiertas. 
Cabe preguntase si las muertes de varias prostitutas en la zona de la costa del Sur de la Provincia de Buenos Aires, atribuidas a un supuesto “loco de la Ruta”, no fueron ocasionadas por dueños de “plazas” que debieron pagar el “seguro” por su fuga y al encontrarlas las asesinaron como venganza y para “ejemplo” de quienes pudieran tener intenciones de fugarse. Ahora, se ha generalizado el rapto en la vía pública, de niñas o jóvenes.
Abundan las denuncias tomadas a desgano por funcionarios policiales o con plena cortesía por inútiles funcionarios políticos. Ni unos ni otros arbitrarán las medidas necesarias para acabar con este flagelo. 
¿A quién pedir ayuda? Ellas ven a sus secuestradores alternando amistosamente con policías, jueces y funcionarios políticos. La corrupción en las instituciones gubernamentales, les hace desconfiar de todos y no se animan a pedir ayuda ni a denunciar los hechos de que son victimas. 
Quienes deberían defenderlas y evitar que otras caigan en esas garras, son amigos de quienes las someten. 
En el mes de enero de 2006, en el Barrio Barranquitas de la Ciudad de Santa Fe, la joven Romina Gamarra es obligada a subir a un automóvil y ante su secuestro, la familia realizó la denuncia identificando al secuestrador. 
Ocho meses después, Romina, que estaba siendo obligada a ejercer la prostitución, logra comunicarse con su familia a través del celular de un “cliente” y brinda datos para poder ser rescatada. Sin poder confiar en las fuerzas policiales, el padre se traslada en auto hasta Santiago del Estero y espera en el lugar acordado. Romina, prisionera bajo llave, aguardaba sigilosa, que la mujer que realizaba la limpieza abriera la puerta de su cautiverio. Cuando eso ocurre, le da un empellón y escapa con otra esclava sexual, también oriunda de su barrio natal, María Cristina Ojeda. 
Luego hacen lo correcto, denuncian la explotación sexual, la identidad de sus captores y todos los datos de interés para una eficaz investigación. Por razones de competencia, interviene la Justicia Federal, el Juez Reinaldo Rodríguez y la entonces Fiscal y luego Vice Gobernadora, Dra. Griselda Tessio. 
Y como no podía ser de otra manera, días derspués, ambas jóvenes se presentaron al Juzgado Federal Nº 1 a rectificar sus dichos, auto incriminándose de falsa denuncia. 
Algún día, Doctor Reinaldo Rodriguez y la Dra. Griselda Tessio, hija del ex goberrnador "Coca Cola" Tessio deberán responder por el paradero de estas dos victimas de proxenetas. 

En el año 2009, en la Provincia de Santa Fe, los diputados EDUARDO ALFREDO DI POLLINA, SERGIO CLODOLFO LIBERATI, LUCRECIA BEATRIZ ARANDA, INÉS ANGÉLICA BERTERO. MARIA CRISTINA FREGONI, RAÚL ALBERTO LAMBERTO, MARIO DRISUN y NIDIA ALICIA AURORA GONCEBAT, presentaron un proyecto de ley para derogar normas del código de Faltas de la provincia que sancionan faltas contra la moralidad y las buenas costumbres.
El proyecto "muy bien fundamentado", se sustenta en dichos de Elena Reynage, líder nacional de la Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas (AMMAR) que afirma que lograron la derogación de una norma similar en la Provincia de Entre Ríos en 2004 y “no hay escándalo”.
Los autores analizan la ideología subyacente en las legislaciones contravencionales que, sostienen, consiste en la clasificación entre personas “decentes” y “peligrosas”. Cuestionan los autores del proyecto la vaguedad semántica en las expresiones sancionatorias y se preguntan y preguntan: ¿Qué es lo obsceno y para quién? 
El Artículo 83 cuya derogación se proponía pune a “El que con actos gestos o palabras obscenas ofendiere la decencia o pudor público o decoro personal, siempre que el hecho no constituya delito…” 
Si una persona, en plena peatonal rosarina, le gritara a viva voz a las Sras. Diputadas, ARANDA, BERTERO o FREGONI, o en Avda. 7 de Marzo de Santo Tomé, a la Sra. Diputada GONCEBAT: “Yegua, que hermosa jeta para chuparme el choto”, yo a esa persona la clasificaría de peligrosa, pero nuestras Diputadas y sus pares que firman el proyecto, consideran que mi clasificación hacia la persona de tal manifestación “es el argumento preferido de todas las dictaduras latinoamericanas” (sic) Yo les propongo que al Código se le agregue una cláusula transitoria donde se exprese que mientras tenga vida Orlando Agustín Gauna, el que le diga esas palabras, que yo si considero obscenas, a alguna mujer delante de mí, se expone a que ante la imposibilidad de acudir a la justicia, le pueda partir la cabeza de un garrotazo.
Los autores del proyecto toman como referencia los dichos de la dirigente de AMMAR que cuestiona la “persecución policial hacia las trabajadoras sexuales”, reconociendo la actividad de la prostitución como un trabajo. 
Pero en palmaria contradicción, en los mismos fundamentos agregan: que entienden a la prostitución “como una de las formas más extremas de violencia contra las mujeres” 
Si prostituir menores de 18 años se considera un delito, ¿cómo puede convertirse en un trabajo y en una elección libre el día en que la mujer cumple 18 años? 

Si la prostitución es trabajo, ¿cómo se formaría a las niñas para el mismo? ¿Cuáles serían los cursos de aprendizaje? ¿Secundarios con orientación servicio sexual? ¿Dónde y con quiénes se harían las prácticas? ¿Con los padres, con los tíos, con los maestros? 
Según Naciones Unidas, durante 4 siglos 11 millones de personas fueron reclutadas en África para el sistema esclavista, mientras que solamente desde el año 1990 al año 2000, (en solo10 años) más de 30 millones de mujeres y niñas/os fueron traficadas en el Sudeste Asiático.
“La mayor parte de las mujeres que están en la prostitución ha estado en las redes de trata. Víctima de trata no es solamente esa chica que la secuestran y se la llevan; víctima de trata es toda mujer que está dentro de una red de prostitución, al margen de que haya sido secuestrada o que esté encerrada”, denunció Marta Fontenla, de la Asociación Trabajo y Estudios de la Mujer, que también es integrante de la campaña “Ni una mujer más víctima de las redes de prostitución”.
Estos legisladores, proponen que sus explotadores las puedan mandar semi desnudas a ejercer la prostitución en la puerta de nuestras casas. Ya que son incapaces de legislar un modo de evitar la explotación sexual de la mujer, propongo que las victimas de la explotación sexual callejera, vayan a ejercer su padecimiento en las puertas de los domicilios de quienes propusieron esta norma. 
A lo mejor es un espectáculo grato para los niños de sus familias. EDUARDO ALFREDO DI POLLINA, Warnes Nº 1867 Rosario SERGIO CLODOLFO LIBERATI, Gallo Nº 672, Rosario LUCRECIA BEATRIZ ARANDA, Pellegrini Nº 79, Rosario INÉS ANGÉLICA BERTERO. San Martín Nº 876, 9 D, Rosario MARIA CRISTINA FREGONI, Yugoeslavia Nº 4382, Rosario RAÚL ALBERTO LAMBERTO, Mendoza Nº 2650, Rosario MARIO DRISUN, 27 de febrero y Avda. Costanera de Pueblo Esther NIDIA ALICIA AUTORA GONCEBAT, Uruguay Nº 3071, Santo Tomé.

Orlando Agustín Gauna Bracamonte 
P.D.: Se ruega comunicar cualquier cambio o error de domicilio

No hay comentarios: